dentista dos hermanas

Alteraciones de la saliva

La saliva es un fluido vital para el mantenimiento de la salud oral y faríngea, al que también debemos prestar atención, sobre todo si detectas los siguientes síntomas:

Hipersalivación o sialorrea: Es un exceso en la producción del flujo salival, que se va a dar en circunstancias fisiológicas como erupción dentaria, embarazo o procesos patológicos como dolor dental, procesos inflamatorios o al inicio de la colocación de prótesis dentales. También puede producirse en enfermedades neurológicas como el parkinson o intoxicaciones.

Hiposalivación o sialopenia: Es más común que la sialorrea. Se denomina hiposecreción salival cuando se secreta menos de 500cc de saliva al día o la tasa de flujo salival desciende por debajo de 0.1-0.2ml en saliva no estimulada o por debajo de 0.5-0.7ml en saliva estimulada. Llamamos xerostomía a la sensación de sequedad bucal, que también se conoce como síndrome de la boca ardiente o boca seca.

¿Cuáles son las causas de la xerostomía o boca seca? El principal factor que se asocia a la sensación de sequedad bucal es la hiposalivación, aunque hay otras causas. Las más comunes son:

  • Deshidratación (ingesta insuficiente de líquidos)
  • Alteraciones en las glándulas salivales.
  • Enfermedades psicológicas (ansiedad o depresión), enfermedades orgánicas como el alzheimer y enfermedades sistémicas como la diabetes.
  • Estrés.
  • Tratamientos farmacológicos
  • Hábitos tóxicos como fumar, alcohol, drogas.
  • Radioterapia o quimioterapia.
  • Enfermedades infecciosas recidivantes o crónicas de las glándulas mayores.
  • Síndrome de Sjogren: Es un trastorno autoinmune que destruye a las glándulas que producen saliva y lágrimas.
  • Obstrucción de glándulas por tumores o procesos inflamatorios.

¿Qué manifestaciones produce en la sequedad bucal? La sequedad bucal o xerostomía puede producir un importante problema de salud ya que provoca alteraciones funcionales y lesiones orales, entre las que destacamos:

Manifestaciones orales funcionales: Las primeras en aparecer.

  • Dificultad para la fonación
  • Dificultad para masticación, deglución
  • Alteración en la captación del gusto.

Manifestaciones orgánicas

  • Afectación de la mucosa oral: Aparecen fisuras, úlceras o descamación en los tejidos orales, por la falta de lubricación.
  • Caries: Al desaparecer el efecto de control del ph por la falta de flujo salival, se produce una colonización de gérmenes dando lugar a un aumento de la caries dental.
  • Enfermedad periodontal: Al disminuirse la acción limpiadora de la saliva se favorece el acúmulo de placa bacteriana por lo que las enfermedades que afectan a las encías se agravan.
  • Uso de prótesis: La falta de saliva puede producir llagas por roce de la prótesis con la mucosa.
  • Predisposición a infecciones: La disminución de la saliva da lugar a una diminución de las sustancias antiinfecciosas y desaparece el sistema de arrastre del flujo salival, facilitando las infecciones.
  • Halitosis: La causa principal es la boca seca que facilita el aumento bacteriano, estas bacterias son responsables de la emisión de gases que producen el mal aliento.           

Recuerda que si tienes alteraciones en la saliva tienes mayor predisposición a padecer problemas bucodentales. Por tanto, recuerda visitarnos con regularidad.

Infórmate sin compromiso en Clínica Dental Granado, tu dentista de confianza en Dos Hermanas.

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email