dentista dos hermanas

Embarazo y salud oral

El embarazo conlleva una serie de cambios fisiológicos y hormonales que afectan a la salud oral de la embarazada. Por ello, mantener una buena salud oral antes y durante el embarazo es fundamental. 

Durante el embarazo no sólo no está contraindicado ir al dentista sino que es aconsejable que se haga, ya que debido a los cambios hormonales que suceden en este periodo pueden aparecer complicaciones en la cavidad oral. Contacta con nosotros para aclarar cualquier duda o pedir cita: Clínica Dental Granado, tu dentista en Dos Hermanas.

Alteraciones más frecuentes en la salud oral de la embarazada

Según el artículo de embarazo y salud oral de la revista clínica de medicina de familia, entre las alteraciones que se dan en la cavidad oral durante el embarazo se podrían destacar:

  • Gingivitis gravídica o gingivitis del embarazo: durante el embarazo  las encías se vuelven más vulnerables a la placa bacteriana a causa del aumento de estrógenos y progesterona que producen una vasodilatación y permeabilidad gingival. Esta enfermedad es más frecuente que se dé en el segundo trimestre del embarazo, relacionándose con mala higiene oral, dieta, respuesta inmune y alteraciones hormonales y vasculares. 
  • Granuloma del embarazo o épulis gravídico: Es agrandamiento gingival, en forma de tumoración benigna, con una prevalencia del 1.8 al 5% en el primer y segundo trimestre de embarazo.  Se produce como respuesta inflamatoria a la placa bacteriana modificada y aumentada por el estado de embarazo. 
  • Enfermedad periodontal: Las variaciones hormonales en ciertas situaciones como el embarazo, producen cambios significativos a nivel del periodonto. Concretamente, la hormona relaxina producida por el embarazo que tiene la función de relajar las articulaciones para el parto, puede actuar en el ligamento periodontal lo que conlleva a una ligera movilidad dentaria que tiene de a desaparecer tras el parto. Si existe una enfermedad periodontal previa, esta se verá agravada durante este periodo. 
  • Caries dental: Aunque la caries no es en sí mismo el motivo de que una embarazada pueda padecer caries. Sin embargo, hace que la mujer esté sometida a situaciones de padecer esta enfermedad. Por ejemplo, la alteración en esta circunstancia de la composición de la saliva y flora bacteriana provoca una xerostomía fisiológica (sequedad bucal) que haga más fácil la aparición de caries.

Tratamiento dental durante el embarazo

Es importante instruir a la madre sobre la importancia de los autocuidados en salud bucodental. Por ello, en Dental Granado, tu dentista en Dos Hermanas, aconsejamos y motivamos a nuestras pacientes que piensan quedarse embarazadas a que acudan a nuestra consulta para programar revisiones, como hemos comentado anteriormente, en las que podamos controlar una buena salud oral y evitar así cualquier circunstancia…. También en muy importante que nos comuniques que estás embarazada o pudieras estarlo a la hora de realizar ciertas pruebas diagnósticas como las radiografías.   

  • Durante el primer trimestre (1-12 semanas): La recomendación es no realizar tratamientos dentales en este periodo a no ser que sean de urgencias y puedan postergarse. Puesto que es la fase dónde hay mayor riesgo de teratogénesis. 
  • Durante el segundo trimestre (13-24 semanas): En esta etapa ya se ha completado la organogénesis del feto y hay menor riesgo para él. Por tanto, es el periodo de mayor seguridad de realizar tratamientos. En caso de ser imprescindible realizar radiografías, se utilizará delantal de plomo. 
  • Durante el tercer trimestre (25-40 semanas): En este ciclo, se ha producido ya un aumento importante del útero y la placenta por el crecimiento del feto descansando todo ello sobre la vena cava inferior, vasos femorales y la arteria aorta. Por este motivo, si la madre se sienta en nuestro sillón dental en la posición habitual (posición supina) el peso del útero puede llegar a hacer bastante presión sobre estos vasos llegando a producirse lo que se conoce como hipotensión supina, dando lugar a que la embarazada pudiera sufrir un síncope, en consecuencia a que la obstrucción del flujo sanguíneo por la presión uterina haría caer la presión arterial de la paciente. Esta hipotensión supina se solventa girando a la embarazada ligeramente sobre su lado izquierdo, evitando así presionar los vasos sanguíneos. 

Recuerda que si estás embarazada tienes mayor predisposición a padecer problemas bucodentales. Por tanto, recuerda visitarnos con regularidad.

Infórmate sin compromiso en Clínica Dental Granado, tu dentista de confianza en Dos Hermanas.

Compartir esta entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email